fbpx

Economía colaborativa: qué es y su impacto en el desarrollo de negocios

por 22 Jun 2020Sin categoría0 Comentarios

Introducción

En estos últimos años las preferencias de consumo han evoluciona de manera inesperada, y en paralelo el crecimiento digital a través de las redes sociales, debido a que el ciberespacio y las nuevas tecnologías, impulsan nuevos modelos de consumos alternativos, es decir la correlación entre quien ofrece el producto y quien tiene una necesidad específica de adquirirlo está modificando de modo significativo.

Está quedando atrás la sociedad de propietarios, pues hoy en día la expansión digital está generando nuevas relaciones de producción y por ende la transformación de los patrones de consumo a nivel global. Es por ello que surge la economía colaborativa como un método en donde se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales que demuestren y generen confianza en el consumidor, ya que el buen servicio que presten será decisivo para la compra-venta.

El uso de las plataformas digitales han permitido disminuir las barreras de desconfianza, debido a que existe la posibilidad que los usuarios, clientes o consumidores a través de sus perfiles de usuarios pueden presentar y expresar su opinión con respecto al servicio que reciben, además pueden hacer referencia de la calidad del producto y esto da pie a nuevas formas de relación, intercambio y monetización de los capitales y modelos económicos y reinvención de los negocios tradicionales.

Por lo tanto, el valor principal de esta nueva tendencia a la colaboración, además generar ganancias económicas, es producir y desarrollar conocimiento, debido a que al momento del intercambio del mismo, tiende a dar inicio a nuevos modelos de negocios.

De allí que hable del nacimiento de la economía colaborativa, el cual es un fenómeno que está tomando fuerza y modificando paradigmas de consumo teniendo como máximos exponentes a la generación Millennial. Las herramientas tecnológicas están modificando los modelos de negocios existentes, debido a que se están orientando a las necesidades de los consumidores.

Es importante resaltar que la expresión economía colaborativa fue empleada por primera vez, por Ray Algar en el artículo que tiene el mismo título, publicado en el boletín Leisure Report en abril de 2007, sin embargo, la popularidad del mismo es a partir del 2010 con la publicación del libro What’s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption.

Antes de definir la economía colaborativa es importante conocer ¿qué es el consumo? Éste es definido como la satisfacción de necesidades que tienen o tendrán los consumidores y es considerado el paso final en el proceso económico. En otras palabras, el consumo consiste en usar bienes y servicios para satisfacer ciertas necesidades.

Por lo tanto, surge la siguiente interrogante, ¿qué es el consumo colaborativo? Es un modelo económico donde el intercambio es la base fundamental de este tipo de economía, ya que la recormercialización y en algunos casos la donación define a ésta. Una de las grandes diferencias entre este modelo y el tradicional es el enfoque, pues no se trata del consumo como tal, sino de resolver y satisfacer una necesidad o problema de manera eficiente.

¿Qué es Economía Colaborativa o sharing economy?

Esencialmente, consiste en un tipo de arreglo, acuerdo o transacción entre personas para dar respuesta a una necesidad, en la mayoría de los casos, sin tener que utilizar dinero, es decir este tipo de economía, hace referencia a grupos de intercambio (persona a persona) donde las transacciones son de manera directa sin tener como intermediario una empresa. De allí que muchos dices que este tipo de economía el dinero es substituido por un producto o servicio.

También se puede decir que la economía colaborativa es un ecosistema socioeconómico que se basa en el intercambio de recursos humanos, físicos e intelectuales. Y a su vez, incorpora la creación, fabricación, comercialización e intercambio de bienes y servicios entre varias y diferentes personas, empresas u organizaciones.

Ejemplo de ello puede ser que requieras de un servicio profesional –cualquier área del conocimiento-, y se encuentre fuera de tu lugar de residencia, y esa persona necesite realizar algún trámite en la ciudad donde tú te encuentras, puedes acordar que tú pagas el boleto de avión y le das alojo en tu casa, todo dependerá de la necesidad y beneficio que esta “inversión” traerá para lo que deseas desarrollar. Existen innumerables casos de economía colaborativa tanto en la cotidianidad de las personal como en el ámbito empresarial.

Características y Tipos de economía colaborativa

Compartir lo que ya no utilizamos: La economía colaborativa está centrada en compartir cosas que serán desechadas o se encuentran en desuso. Ejemplo de ello puede ser un libro, una cama desocupada, entre otros. Además, promueve el consumo de algún servicio de manera compartida, como por ejemplo un auto que se dirija al mismo destino de las personas.

El dinero no es un elemento determinante, pues algunos, por ejemplo, ven como valor resaltante el intercambio cultural.

El intercambio de bienes y servicios de se realiza a través de plataformas tecnológicas, en donde el consumidor se contacta de manera directa con la persona que ofrece el servicio (peer to peer).

No hay roles fijos, pues dentro de la dinámica de la economía colaborativa una persona puede ser cliente y al mismo tiempo proveedor.

Existe un sistema de referencias, debido a que el contacto directo entre las personas es esencial en la economía colaborativa, ya que no se tiene contacto con ninguna empresa y una manera de fomentar la confianza es a través de la valoración de usuarios.

Partiendo de lo anterior, se pueden mencionar las oportunidades que este tipo de economía representa, se pueden mencionar:

• Impulso de nuevos mercados, gracias a la creación de páginas web especializadas, ya que estas plataformas permitirán el intercambio de bienes y servicios, los cuales bajo la estructura tradicional no podrían ser intercambiados.

• Incorporación de algunas empresas a este tipo de economía.

• Amplía la oferta para el usuario porque al existir, por un lado las empresas, también están los productos ofertados y ofrecidos por otros usuarios y esto a su vez aumenta el nivel de competencia, lo que se traduce en innovación y mejora de los productos, bienes y servicios que ofertan los distintos mercados.

• Pueden generarse nuevos empleos.

• Proporciona el acceso a una mayor cantidad de productos, servicios e información, que casi siempre son ofertados a precios más accesibles y bajos.

Dentro de la economía colaborativa, existen varios tipos de relaciones, las cuales van a variar según las necesidades y los productos. Estas pueden ser:

Consumo colaborativo: Se crean y utilizan plataformas virtuales o digitales en donde están en contacto directo los usuarios e intercambian bienes y servicios de manera gratuita, o por el intercambio de algún servicio profesional o de manera altruista.

Conocimiento abierto: Promueve la difusión del conocimiento sin costo, procedimientos legales o administrativos entre los usuarios de las plataformas dispuestas para este tipo de sistema económico.

Fabricación colaborativa: Hace referencia a las redes donde interactúan los usuarios, donde se promueve la difusión de servicios, bienes y proyectos de cualquier tipo, lo que diferencia a este tipo de los antes mencionados, es que lo se oferta u ofrece es producido por quienes se encuentran en la red.

Finanzas colaborativas: Donaciones, préstamos, ahorros, microcréditos, medios de inversión están incluidos en este subgrupo de esta economía, ya que los usuarios están en constante interacción entre ellos y ofrecen ayuda y orientación en los aspectos antes mencionados.

Principales beneficios del consumo colaborativo

Ahorro: Los productos ofertados bajo este modelo son bajos y algunas veces gratuitos.

Desarrollo sostenible: Incentiva el segundo uso del producto y se fomenta el consumo moderado.

Aprovechamiento de los recursos: Uno de los principios de la economía colaborativa es que si a un usuario le es de utilidad una cosa, pues lo más probables es que a otro también y por ello compartir algún bien o servicio es una manera de ayudar a otro.

Mayor mercado: Los productos con un segundo uso y servicios compartidos aumentan la oferta de los mercados habituales.

Comunicación directa: No existen intermediarios entre las personas o grupos involucrados. El uso de plataformas tecnológicas o páginas web no limita el contacto personal de las partes involucradas, esto representa una gran ventaja debido a que busca el beneficio de los usuarios.

Incremento de la oferta: A pesar de ser un término relativamente nuevo, la economía colaborativa concentra una amplia oferta de bienes y servicios. Gracias a esto el usuario final puede conseguir de manera sencilla y económica transporte, libros, alojamiento, artículos para su hogar u oficina, entre otras cosas.

Beneficio medioambiental: El reutilizar ayuda y contribuye al cuidado y sostenibilidad del entorno.

Si bien es cierto que cuenta con grandes beneficios, no podemos dejar de un lado algunas de las desventajas del mismo, las cuales pueden ser:

Baja o nula protección del consumidor: Algunas veces este tipo de economía no cuenta con normativas establecidas en caso de que los productos o servicios adquiridos presenten falla o simplemente sean una oferta engañosa.

No existe una regulación legislativa: Si bien es cierto que la economía colaborativa es una realidad y que cuenta con un gran impacto en los mercados, ésta en muchos lugares no cuenta aún con la regulación legal que permita el buen desarrollo de ésta y que evite la competencia desleal y las estafas.

¿Cómo funciona la economía colaborativa?

En este modelo económico no es sólo el “intercambio” lo verdaderamente importante, sino la forma habitual de compartir, alquilar, intercambiar, regalar y prestar que se presenta a través de las tecnologías de información y comunicación, ya que estás representan en la actualidad el medio principal para facilitar el intercambio de información y a su vez la oferta de bienes y servicios. Recordemos que la economía colaborativa está promovida por aspectos económicos, relaciones sociales y los avances tecnológicos.

Conclusiones

En fin, se pudiese decir que el origen de la economía colaborativa fue la crisis, sin embrago, en la actualidad se presenta como una nueva forma de mercadear para satisfacer de manera eficiente necesidades que presenten los usuarios y esto a su vez conlleva al emprendimiento, sobretodo de los jóvenes, en nuevos tipos de negocios que a través de la economía tradicional no tuvieran cabida.

Finalmente, existen muchas interrogantes con respecto a la economía colaborativa, sin embargo, la economía actual debe adaptarse o reinventarse ya que este nuevo modelo económico flexibiliza la manera de operar y los usuarios desean maximizar la utilidad de los bienes al menor gasto posible, alcanzando resultados eficientes.

Ejemplos de plataformas de economía colaborativa

Airbnb. Alquiler de alojamiento.

Intercambiocasas. Intercambio de casas.

Uber. Compartir trayecto en coche.

Verkami. Crowdfunding.

Vibbo. Venta segunda mano.

Relendo. Alquiler colaborativo.

Manzanasusadas. Venta segunda mano de electrónica.

Creciclando: intercambio de ropa, juguetes y puericultura para niños.